LA PIEL, UN INTESTINO EXPUESTO - Blog ISCI - ISCI - Instituto Superior de Cosmetica Integral

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

LA PIEL, UN INTESTINO EXPUESTO

Publicado por en Administrador ·
LA PIEL, UN INTESTINO EXPUESTO
Su declive es el más visible, porque es la intermediaria entre el medioambiente y nuestro organismo:
De adentro hacia fuera, todo lo que sucede en nuestro interior se puede manifestar en la epidermis: nerviosismo, problemas metabólicos o intoxicaciones nos pueden causar granos, caspa, pus o manchas, incluso el agotamiento físico, el cansancio o el estrés se plasman en una piel que se vuelve pálida, seca o arrugada.
De afuera hacia dentro, por un lado están las influencias medioambientales que no podemos controlar (contaminación, clima), y por el otro aquellas que sí dependen de nosotros: el trato y el cuidado que le proporcionamos.
Si tenemos en cuenta que a través de ella las sustancias penetran en el cuerpo y llegan en 15 minutos a la sangre, donde influyen sobre el metabolismo, nos damos cuenta de que la piel es un órgano tan sensible o más que nuestro intestino, y es que así hay que considerarla, como un intestino que filtra los nutrientes, pero también los tóxicos y los transporta a la sangre.
Por ello es tan importante saber lo que nos ponemos, porque no sólo se quedará en la superficie, sino que influirá en todo nuestro organismo.



sin comentarios

Luis Corrao Copyright® 2014
Regreso al contenido | Regreso al menu principal